María Acaso: art thinking

I Congreso Internacional de Innovación Educación. Zaragoza. 22-23 de septiembre, 2017.

[Notas personales de la conferencia de mi entera responsabilidad]

***

María Acaso: del design thinking al art thinking.

Explica su propuesta pedagógica a partir de su propio proceso de descubrimiento de nuevas prácticas didácticas que han resuelto los problemas que tenía en clase.

Diagnóstico de la realidad actual:

  • Hiper-Realidad: las imágenes contienen más información que la realidad misma. El poder de la imagen para configurar la experiencia, transmitir información, valores y una visión del mundo.
  • Hiper-Consumo: el consumidor sustituye al ciudadano. La educación tiene que recuperar al ciudadano.
  • Terrorismo-visual: terror que se propaga a través de las imágenes.
  • Entretenimiento como pedagogía: lo que se aprende a través de la industria de la cultura. Edutaiment: los media educan.
  • Desarrollo tecnológico. Generación Z. Generación que no usa el correo-e, ni el ordenador. Viven pegados a su móvil y a las aplicaciones.
  • Automatización y su impacto en el mercado laboral.

El reto entonces es desarrollar las competencias que no tienen ni podrán tener los robots. Éstas son las competencias creativas y críticas; emocionales; la generación de conocimiento nuevo; y la empatía. El arte desarrolla esas cuatro competencias. Por tanto es la fuente para transformar la educación. El arte es un marco metodológico para cualquier aprendizaje (todas las disciplinas y áreas de conocimiento). Las artes no como contenido sino como metodología. De modo similar a como el design thinking extrae una metodología de las prácticas de los diseñadores, el art thinking extrae la suya de las prácticas de los artistas. La clave no es un ser un artista, sino pensar como un artista. Las prácticas de los artistas como metadisciplina.

 

Principios del art thinking:

  1. Pensamiento divergente: pensamiento crítico visual, más allá del pensamiento lógico, pensamiento rizomático.
  2. Pedagogía sexy construido por la secuencia que va desde la curiosidad, atención, emoción al aprendizaje. Placer de lo incómodo (extrañamiento), la expectativa, la sorpresa y lo inesperado.
  3. Proyectos colaborativos. Trabajo colaborativo por proyectos, inteligencia colectiva, privilegiar los procesos, aceptar la complejidad, aprendizaje basado en proyectos (artísticos) que aglutinan asignaturas y áreas de conocimiento.
  4. Pedagogías invisibles: convertir formatos educativos en formatos artísticos (formatos de producción de conocimiento). El profesor como intelectual con capacidad de transformar la sociedad.

Cada uno de estos ejes se relaciona con las competencias clave identificadas:

  1. Pensamiento divergente para las competencias críticas y creativas.
  2. Pedagogía sexy para las competencias emocionales.
  3. Proyectos colaborativos para la empatía, trabajo en grupo, colaboración.
  4. Pedagogía invisibles para la creación de nuevo conocimiento.

 

 

Resumen de la propuesta:

  • Del pensamiento lógico al pensamiento divergente.
  • Convertir la pedagogía en un lugar más sexy.
  • El profesor y los alumnos son artistas en el sentido de que trabajan como los artistas.
  • Dejar de pensar el DIY para pensar en DIWO.

+ info: Profesoras contra la pedagogía tóxica (El País).

 

Nota personal

Uno se pregunta si la propuesta de María Acaso tiene validez más allá de asignaturas relacionadas con las artes. Me queda la sensación de que esta metodología es el camino personal de ella y que difícilmente puede servir a nadie más, aunque se puedan tomar elementos puntuales en un momento dado. Por otra parte me pregunto si el valor no está en la propuesta en sí sino en el proceso de descubrimiento descrito por Acaso, es decir, el recorrido que la llevó desde una situación de aula que le gustaba a la propuesta de una nueva práctica didáctica que ha construido a partir de elementos diversos y sirven a su circunstancia particular (universidad, disciplinas artísticas, educación en museos, didácticas de las artes, etc.). Después de todo quizá esa sea la lección de la innovación: no buscar la solución definitiva a todos los problemas, sino iniciar procesos de investigación y creación que resuelvan circunstancias particulares a partir de prácticas locales.