Marcos García: Laboratorios ciudadanos

Marcos García: Laboratorios Ciudadanos. Entrevista con Juan Freire

 

Los laboratorios ciudadanos son lugares de experimentación, espacios de colaboración con otras personas que vienen de diferentes disciplinas, tienen diferentes niveles competencias y poseen conocimiento diverso.

Medialab Prado funciona con convocatorias abiertas. Se parte de una convocatoria de proyectos seguida de una convocatoria de colaboradores. Se forman equipos de trabajo y se desarrolla el proyecto. Los talleres son temáticos. Centrados en temas multidisciplinares alrededor de retos o desafíos.

Un clave es la mediación definida como “escucha activa” y hospitalidad. Localizar comunidades interesadas en la temática, generar un espacio de acogida, conectar personas y personas con proyectos.

Los riesgos del Medialab Prado son convertirse en una plataforma para la participación sin participantes, fracasar a la hora de realizar una mediación activa y efectiva, funcionar como si los proyectos fueran servicios municipales externalizados o que se está expropiando conocimiento a los participantes.

Las nuevas formas de aprender son algo transversal a todos los temas, actividades, comunidades del laboratorio porque finalmente un laboratorio ciudadano es aprendizaje.También son prácticas alternativas de aprendizaje. Tradicionalmente las políticas educativas se hacen sólo para las instituciones educativas.Aparecen nuevas oportunidades para experimentar otros formatos de aprendizaje fuera de instituciones educativas y que involucren a nuevos agentes educativos.

Funcionar como red descentralizada. Un nodo en una red de espacios y lugares diferentes (museos, escuelas, bibliotecas). Llevar la lógica del laboratorio a los espacios más tradicionales.