Prácticas abiertas, innovación y universidad

Hace unos meses apareció una reseña que escribí del libro Open education: A study in disruption (1). El libro, tras delinear el contexto socioeconómico de las actuales instituciones universitarias, repasa el potencial disruptivo de las prácticas open -publicación, enseñanza, colaboración, etc. Lo mejor del libro es que habla de lo abierto situándolo en un contexto real y a partir de experiencias concretas y no como un mero discurso de buenas intenciones. Lo menos bueno es que se queda algo corto en muchas ocasiones debido, en parte, a que es un experimento de escritura rápida (book sprint). La referencia completa es esta:

Jiménez Sánchez, D. (2015). La Educación Abierta y el futuro de la universidad. Reseña de Van Mourik et al. (2014) Open Education: A Study in Disruption. Edutec. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, 53. Recuperado a partir de http://www.edutec.es/revista/index.php/edutec-e/article/view/610

Nota
(2)Van Mourik , P. van M., Hall, G., Byfield, T., Hides, S., y Worthington, S. (2014). Open Education: A Study in Disruption. Londres: Rowman & Littlefield International.

Estación quemadora F451

Hace un tiempo venimos pensando la idea de formar un grupo de lectura en la universidad y, con eso en la cabeza, y releyendo algunas cosas de hace tiempo fui a dar con dos proyectos de Open Humanities Press.

El primero es Liquid Books que consiste en acompañar el proceso de edición de un libro con una wiki donde se va recogiendo  información adicional, contenidos relacionados que están en intenet, se va documentando el avance editorial, se publican algunos borradores, se dan versiones del índice e, incluso, se llegan a escribir textos entre varias personas.

El otro proyecto es Living Books que es una colección de libros sobre ciencias de la vida entrecruzadas con disciplinas humanísticas como los estudios culturales o los estudios sobre comunicación. Cada libro corresponde a un editor que se encarga de seleccionar contenido con acceso abierto que ya está en la red y de escribrir una introducción. Algunos libros incluyen también material multimedia (audio y vídeo), pero básicamente son artículos publicados en revistas científicas de contenido abierto que tienen permitida su reproducción y remezcla. Los contenidos son seleccionados por alguien con cierto conocimiento experto, presentados adecuadamente y difundidos por otros medios. Los libros son accesibles en internet en formato wiki y se puede también descargar una versión en pdf. Es la vieja idea del “reader” con la limitación de que deben ser contenidos abiertos y explorando nuevos canales de difusión.

Entonces mi idea para el grupo de lectura es convertir ese grupo de lectura además en un proyecto de edición de ebooks. Consistiría en un grupo de gente que se reúne para investigar sobre un tema. Para ello selecciona contenido de calidad científica en internet que teng contenido abierto. Se hace un lectura colectiva de todos los contenidos con el compromiso de que cada uno selecciona y presenta un contenido y se ecarga de dinaminar la sesión en la que se discute el contenido que haya seleccionado. Una vez terminado el ciclo de lectura, análisis y discursión se abre un segundo ciclo de edición del ebook para lo cual cada participante escribe un pequeño texto presentando su contenido y, entre todos, se escribe la introducción donde, por ejemplo, se presenta el tema, los objetivos, los aportes de cada uno de los contenidos, una justificación de su selección y los aprendizajes globales. Una vez los textos están listos, se hace un taller de edición de libros electrónicos. He pensado que se podría hacer en  formato epub usando Sigil [1]. El libro terminado se sube a internet y se pone a disposición de todo el mundo.

  • Algunos de los objetiso que se me ocurren ahora que pueden ser cubiertos con esta actividad serían:
  • Aprender sobre el tema que se elige.
  • Poner en práctica nuevas formas de lectura (lectura social).
  • Producción de objetos de conocimiento.
  • Experimentación con nuevos formatos de transmisición de conocimiento.
  • Comprender el significado de las licencias libres y su relación con la producción y difución de conocimiento.

Por otra parte se trataría, igualmente, de poner a prueba el siguiente razonamiento:

1) si hay muchos contendos en internet con licencias libres

2) si hay cada vez más revistas científicas de contenido abierto, más repositorios institucionales con contenido abierto

3) si las licencias libres (básicamente Creative Commons, pero también otras) permiten la reproducción y remezcla

4) se podrá producir una obra nueva a partir de contenidos abiertos y disponibles en internet de calidad científica que suponga una nueva forma de producción de conocimiento y de difusión de los contenidos

5) la producción de una obra nueva podrá ser una actividad de aprendizaje.

Una cosa adicional es que se puede perfectamente imaginar este proyecto en modalidad virtual, por decirlo así, en lugar de en modalidad presencial. Habría que añadir una capa extra de herramientas de comunicación para mantener al grupo en contacto y otra más de herramientas en línea de lectura social.

El título que se me ha ocurrido para esta cosa es Estación Quemadora F451. Obvio, pero me gusta. Ahora sólo queda lo más difícil: encontrar gente que quiera leer.

Notas

[1] Bookcamping en Medialab Prado. Un proyecto de edición de libros digitales y de construcción de una biblioteca con algunas similitudes a las ideas que aquí se plantean. Mucho material sobre licencias abiertas y cuestiones legales.

Extituciones

Una primera recopilación de materiales sobre el tema de las extituciones para un idea sobre educación abierta e instituciones educativas.

Un par de definiciones

1)
“Extitución: Si las instituciones son sistemas organizacionales basados en un esquema dentro-fuera, las extituciones se proponen como superficies en las que pueden ensamblarse, eventualmente, multitud de agentes. De materialidad y temporalidad difusas, la extitución nos sirve para entender las relaciones de poder que toman forma en el capitalismo blando, pero también puede problematizarse y servir como sistema de funcionamiento crítico ante las organizaciones institucionales normativas (hegemónicas y anacrónicas)”.

Glosario abierto del Vivero de Iniciativas Ciudadanas.

2)

“las instituciones están basadas en un geometría social compuesta de líneas de fractura, donde el sistema de proximidades y lejanías es sustituido por una partición espacial en dos términos: como dice Serres (1996), “de un lado, la región de las razones y todas las victorias; de otro, el país desde donde estoy seguro de no ir jamás, por mi ánimo y mi energía espiritual, más allá de cualquier tentación que pueda tener” (Serres, 1996, p. 46). Manicomios, hospitales, cuarteles, conventos, talleres, prisiones y hogares modernos responden al juego de distinciones y divisiones propias de la racionalidad cartesiana. Las instituciones fragmentan, disgregan y separan para hacer visible la distinción. Construir una institución es constituir un espacio cartesiano, claro y distinto, donde “como el otro está allá y estoy seguro de ser diferente a él, entonces pienso correctamente”. En contraposición, la extitución es una ordenación social que no necesita constituir un “dentro” y un “a fuera” sino únicamente una superficie en la que se conectan y se desconectan multitud de agentes (Tirado y Domènech, 2001). Por lo tanto, las líneas de ruptura (Lefebvre, 1974) que definen el espacio abstracto de las instituciones disciplinares se convierten, en la extitución, en líneas de conexión. En ella, tomando a Bachelard (1965), podemos decir que no encontramos una topoanalítica sino una topofilia” (López, 2006).

Daniel López. No hay extitución sino modos de extitucionalización.

Referencias

Bravo, Luis Fernando. «Michel Serres: el sistema, las redes, los flujos, el contrato natural». Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia, 2004. http://www.redalyc.org/resumen.oa?id=41401105
Domènech i Argemí, Miquel, Anna Vitores González, Tirado Serrano, Francisco Javier, y S. Traveset. «La desinstitucionalización y la crisis de las instituciones». Educación social: revista de intervención socioeducativa 12 (1999): 0020-0032.
Gómez, Daniel López, y Francisco Javier Tirado Serrano. «La norma digital y la extitución: El caso de la Tele-Asistencia Domiciliaria». Athenea Digital: revista de pensamiento e investigación social, n.o 5 (2004).
López Gómez, Daniel. «La teleasistencia domiciliaria como extitución. Análisis de las nuevas formas espaciales del cuidado». En Lo social y lo virtual: nuevas formas de control y transformación social, editado por Francisco Tirado Serrano y Miquel Domènech Argemí, 60-78. Barcelona: Editorial UOC, 2006.
Tirado, Francisco, y Miquel Domènech. Lo social y lo virtual: nuevas formas de control y transformación social. Editorial UOC, 2006.
Serres, Michel. Atlas. Madrid: Cátedra, 1995.
Tirado, Francisco Javier, y Miquel Domènech. «Extituciones: del poder y sus anatomías». Política y sociedad 36 (2001): 191-204.
Vitores, Anna. «From hospital to community: case management and the virtualization of institutions». En Athenea digital: revista de pensamiento e investigación social, 179-84, 2002.

Otros

From institution to extitution? Seminario de Domenec y Tirado en la Open Univeristy.

Distribuited Open Collaborative Course

Una nueva formulación para la cuestión de mos mooc de hace un par de años. Un grupo de feministas propusieron hablar de Cursos Colaborativos Abiertos Distribuidos.
dooc
El cambio de la “distribuidos” por “masivos” es fundamental. Supone abandonar el modelo de mooc-coursera y recuperar las formulaciones de los primeros cursos abiertos antes de la burbuja. Juhasz y Balsamo hablan de “collaboration, experimentation, power sharing and a DIY ethic take center stage” de cosas como  “interdisciplinary and international conversations”, “situated diversity” y “networked agency”. El otro cambio enfatiza la colaboración en lugar de lo online.
En el artículo se habla del curso como una red distribuida donde ni los participantes, ni los contenidos, ni las interacciones están centralizadas en un espacio. Hablan de diferentes participantes ofreciendo opciones para seguir cursos que se están ofreciendo en institcuiones y que se abren  para otro tipo de participación en red. Un plantemaiento muy similar al de TRAL, por cierto.
Otra de sus propuestas es entender los contenidos como “boundary objects that learn”:
 1) objects are ontologically multi-faceted; 2) objects participate in the human process of meaning-making; 3) objects serve as means of communication over differences, over place, over time; 4) objects mediate the identities of human participants as members of groups or as individuals; 5) and, more specifically for this project, digital technologies enable learning objects to be modified by those who use the object in specific learning situations.
Durante un tiempo estuvo detrás de esta idea de los contenidos como “boundary object”hasta que encontré una formulación mucho más elaborada en el proyecto Knowledge-Practices Lab.
Finalmente enumeran los principios que guían su práctica:
  • a commitment to sharing power
  • a commitment to interactions and structures that respect and enable diversity of opinion, experience, and position
  • interaction
  • all interaction is located, embodied, and material;
  • creating safe spaces for collaboration
  • creative rethinking of inherited structures, technologies, and infrastructures
  • process over product
  • the personal over the institutional
Referencia
Juhasz, A., & Balsamo, A. (2012). An Idea Whose Time is Here: FemTechNet–A Distributed Online Collaborative Course (DOCC). Ada: A Journal of Gender, New Media, and Technology, (1).

Propuestas de evaluación en cursos abiertos

Recopilación sobre el tema de la evaluación abierta.

  1. Diego Leal publica un borrador acerca de las actividades de evaluación de los cursos abiertos que ha diseñado y facilitado. La propuesta de Leal se basa en modelos de madurez y en una propuesta mixta de evaluación sumativa y formativa. Hay una autoevaluación que se hace a través de una rúbrica al inicio y al final del curso para ver la evolución experimentada durante el curso. Hay un producto final que es evaluado por el docente. Y también se rastrea la contribución de cada participante al grupo a través de las entradas y comentarios en blogs.
  2. Luz Pearson recoge varias formas de evaluación que ha puesto en práctica en diferentes cursos. Ofrece varios ejemplos de evaluación entre pares, plantea la dependencia que tienen los alumnos de la evaluación del docente como experto y lo más interesante es que recoge un ejercicio de evaluación del profesor por parte de los alumnos que tienen que responder en qué medida la labor del profesor ayudó a su proceso de formación. Parte importante de estas propuestas es que se orientan hacia la cohesión del grupo.
  3. Claudia Guerrero habla sobre una experiencia como alumna basada en una especie de meritocracia a partir de la evaluación entre pares. Los participantes valoran los aportes de cada uno al aprendizaje de los demás. Los docentes diseñaron un pormenorizado sistema de recuento y recompensas que iba construyendo el “karma” de cada participante. Todo ello fue implementado con una plataforma open source de preguntas y respuestas. También se aportan ejemplos en torno a preguntas y respuestas recompensados por insignias. Muy interesante.
  4. Leigh Blackall proporciona ejemplos de evaluación que ha llevado a cabo en diferentes cursos. Los ejemplos se basan en objetos de conocimiento que se hacen públicos en palataformas basadas en commons (wikiversity) y en la evaluación p2p. Todo queda documentado en la red de forma que la evaluación es transparente, verificable y demanda una alta responsabilidad  del docente y del alumno.
  5. Cathy Davidson ha escrito bastante sobre la evaluación como proceso de revisión entre pares (aquí y aquí, por ejemplo). En estas entradas cuenta algunos detalles de cómo lleva a cabo este proceso en el que se da gran libertad a los alumnos no sólo para evaluar, sino también para establecer los criterios con los que se va a evaluar. Esto me parece muy importante porque supone entregar la responsabilidad a los alumnos. A veces les damos unos criterios y les pedimos que los apliquen pensando en que están haciéndose responsables de la evaluación cuando en realidad están siendo el brazo ejecutor de lo pensado por otros.
  6. Evaluación basada en el peer review académico. Es una posibilidad para cursos basados en la creación de objetos de conocimiento y orientados a replicar las mismas prácticas que tienen lugar en las comunidades de práctica a la que pertenece la materia que se está enseñando. Por ejemplo, en un curso de ciencias sociales se trabaja en torno a un paper porque la práctica discursiva dominante en ese campo son los papers y se propone una revisión entre pares similar a la que se hace en ese campo. Se puede tomar del procedimiento de cualquier revista y adaptarlo más o menos de acuerdo a las necesidades y objetivos. Puede incluir diversas iteraciones con el fin de mejorar el producto final. En este enlace hay una detallada descripción de un proceso de revisión entre pares y varias referencias en las que se basa. Por supuesto es sólo uno de los ejemplos posibles.

Cosas en común:

  • Evaluación transparente. En muchos casos porque se hace en cursos abiertos donde todo el proceso es público y transparente. Esto implica que cualquiera puede verificar la evaluación.
  • Evaluación que involucra a todos los participantes (profesores, interesados, compañeros) en varios niveles: autoevaluación, heteroevaluación. La evaluación entre pares tiene un gran protagonismo.
  • Predominantemente es una evaluación cualitativa y formativa.
  • Microevaluación realizada a través de la valoración de microtareas de los pares. Se lleva a cabo con insignias, “karmas”, etc. Los participantes acumulan “valor” otorgado por los compañeros y se puede valorar cualquier cosa (el abanico de cosas evaluables es mucho mayor que en la evaluación tradicional).

 

Raíces filosóficas de la educación abierta

Lecturas complementarias para Introduction to openness in educaction.

Michael A. Peters & Rodrigo G. Britez. Introduction pp. XVII-XXII. En: Peters, M. A., & Britez, R. G. (Eds.). (2008). Open Education and Education for Openness. Sense Publishers.

Educación abierta implica un movimiento más amplio que involucra un proyecto político y social surgido en una nueva época caracterizada por la globalización, la economía del conocimiento y, en el campo específico de la educación, por el desarrollo del e-learning.

La educación abierta es el último proyecto de una serie que se inicia en la Ilustración. Se pueden encontrar las raíces filosóficas en la educación como proyecto ilustrado basado en la libertad, en una idea de ciudadanía, en el deseo de poner el conocimiento a disposición de todo el mundo, en el deseo de progreso social y de transformación individual. En este sentido sería una respuesta ilustrada al mundo actual definido por la globalización, la tecnología y la economía del conocimiento.

Se pueden encontrar ideas de lo abierto en educación a distancia y las universidades abiertas, en el concepto de sociedad abierta y en el movimiento del software open source. En la educación a distancia, abierto se identifica con una educación accesible a todo el mundo superando barreras de espacio, tiempo, edad, características de los alumnos, etc. En el concepto de sociedad abierta, lo abierto se refiere a una idea de democracia como sociedad tolerante, libre, transparente, sujeta a la crítica racional y basada en los derechos humanos de raíz ilustrada. Para Popper, en las sociedades abiertas el conocimiento se obtiene y transmite de una forma racional y transparente de forma que es accesible  a todo el mundo.

Michael A. Peters. The History and Emergent Paradigm of Open Education, pp. 3-16. En: Peters, M. A., & Britez, R. G. (Eds.). (2008). Open Education and Education for Openness. Sense Publishers.

De la educación abierta a una educación para lo abierto:

“Education for openness is about a meta-awareness of the political, social, economic and technological frameworks that enable and permit greater world democratic use and reuse of educational resources and programs through new technologies enhancing the virtues of openness such as the ethics of participation, collaboration and co-production, co-design and co-evaluation of all aspects of education”.

Comentario

Si Peters identifica de esta forma tan clara, tan directa, la educación abierta como un proyecto ilustrado, sería necesario incorporar el trabajo de crítico hecho por los movimientos de pedagogía crítica y, de forma más general, por la teoría crítica. Sin esto el planteamiento estaría incompleto. Es lo que sucede en el artículo comentado donde la ausencia de esa crítica necesaria da como resultado un planteamiento ingenuo, simplista e incompleto.

Cap. 2: Daniel Araya. The Democratic Turn: Prosumer Innovation and Learning in the Knowledge Economy, pp.17-32. En: Peters, M. A., & Britez, R. G. (Eds.). (2008). Open Education and Education for Openness. Sense Publishers.

El argumento de Araya es que las nuevas tecnologías y el carácter distribuido de la información han hecho posible un nuevo modo de producción llamado “innovación democrática”  que, a su vez, se sustenta en los prosumidores y en la cooperación creativa.  La misión de las políticas educativas tiene que ser la democratización del conocimiento y del aprendizaje y  permitir a todos la participación en la creación del conocimiento y garantizar el acceso a los productos de esta economía del conocimiento.
Araya señala diferentes investigaciones que han indagado en este nuevo modelo productivo. Revisa a Benkler (open source innovation y commons-based production), Tapscott and Williams (wikinomics), Toffler (prosumer), Von Hippel (user innovation).

Comentario

Araya define lo abierto como un modo de producción y lo sitúa en el macrocontexto económico, social, histórico y cultural que llamamos globalización y economía del conocimiento. Esta contextualización del movimiento open me parece lo más acertado del artículo. Lo más negativo es, de nuevo, la ingenuidad y la simplicidad con la que describe este contexto. Araya sigue la línea neoliberal que describe un espacio liso e idealizado de participación en la economía del conocimiento y de distribución del conocimiento. Por supuesto, esta descripción es más bien un deseo. Es necesario completar esta visión con una contextualización de lo abierto  que describa la actual situación económica y social de forma más realista. Empezar con los trabajos realizados en torno al concepto de capitalismo cognitivo.

La educación abierta como modulación

Seguimos con las entradas surgidas del curso Introduction to openness in education. Estas notas son una reescritura de las ideas de Kelty sobre el Software Libre como cultura experimental, los públicos recursivos y la modulación. Excepto la parte final, todo lo demás es una reescritura de fragmentos del libro de Kelty sin poner comillas. Continúa una entrada anterior de hace algunas semanas.

***

Todo tiene lugar en un nuevo contexto definido por la aparición de internet y las nuevas prácticas sociales asociadas a su impacto, por la abundancia de información, por los nuevos regímenes socioculturales de producción y distribución del conocimiento, por los cambios en las leyes de propiedad intelectual, la aparición de nuevas formas de innovación social y económica, por el surgimiento y expansión de nuevas prácticas de colaboración y por la aparición de movimientos sociales surgidos en las plataformas de redes sociales de Internet y organizados gracias a ellas. El movimiento del Free Software (en adelante FS) fue el primero en dar una respuesta a estos cambios inventando nuevas prácticas socioculturales. Cosas como abrir el código, conceptualizar la apertura y la colaboración, repensar las leyes de propiedad intelectual y proponer nuevas licencias, organizar el trabajo de forma horizontal y distribuida, poner en práctica una meritocracia, abolir las fronteras entre los expertos y los amateurs, asegurar formas legales y prácticas de difundir información, etc. fue la respuesta, en forma de prácticas socioculturales concretas, que el FS fue capaz de inventar en ese nuevo contexto. El punto central de todas estas prácticas, y la clave de la fascinación que ejerce el FS en todo el mundo, es que todo tiene que ver con “hacer las cosas públicas”. Ese es su significado cultural más profundo y el éxito que todos quieren imitar. Con “hacer las cosas públicas” nos referimos a una forma colectiva, políticamente independiente y auto-determinada de crear objetos técnicos complejos y ponerlos a disposición de cualquier persona de forma gratuita.

El éxito que ha tenido el FS en lograr su objetivo de poner a disposición de todo el mundo software y redes y además asociar  su práctica a valores como la justicia, la igualdad o la razón. Muchos se preguntan  por qué no imitar las prácticas del FS y aplicarlas en otros ámbitos. Por qué no, sigue el razonamiento, abrir los datos, la ciencia, la educación o el gobierno. Es importante destacar que lo que se trata de imitar son las prácticas concretas. El FS no es un programa político, ni un cuerpo de doctrinas, ni una ONG, ni una teoría. Es cierto que podemos identificar valores, ideas o conceptos, pero lo que realmente constituye el FS son el conjunto de prácticas que hemos nombrado más arriba. Creative Commons imita las licencias del FS, las definiciones de “open” en “open content” “open data” u “open knowledge” calcan la definición de “open” en “open source”, etc.

 A la aplicación de las prácticas del FS en otros ámbitos es a lo que Kelty denomina “modulación”. Esto sucede cada vez que un grupo de gente aplica las prácticas del FS en otro dominio y lo hace de una forma particular.

Los participantes involucrados en el FS y en todas sus modulaciones son definidos por Kelty como públicos recursivos que son aquellos grupos de personas que están vitalmente involucrados en el mantener de forma material y práctica el orden técnico, práctico y conceptual que da significado a su propia existencia en tanto público. Son colectivos independientes de otras formas de poder que pueden crear modos alternativos de organización que contesten esos otros poderes. Son capaces de construir, modificar, adaptar y mantener un infraestructura que les permite ser lo que son y que constituye las prácticas concretas y reúne las identidades de sus participantes en tanto que individuos autónomos.

***

Mi hipótesis sería que la “educación abierta” es una modulación del FS en el ámbito institucional de la educación. Esta modulación no es una teoría del aprendizaje, no es una pedagogía, no es una didáctica. Consiste en la aplicación de una serie de prácticas tomadas de la cultura del FS. Fuera de estas prácticas concretas, sería muy difícil señalar características comunes entre diferentes iniciativas de educación abierta.

A partir de esta hipótesis se trataría de ver:

  • La implementación de las prácticas del FS en la educación: identificar esas prácticas, ver las semejanzas y diferencias; las alteraciones que han sufrido en el paso del FS a la educación; ver si esas alteraciones son parte del sistema de experimentación continua que sustenta el significado cultural de las prácticas del FS; identificar nuevas prácticas surgidas de esta modulación; etc.
  • Las semejanzas y diferencias que puedan existir entre la educación abierta como modulación del FS y otras modulaciones: determinar si es un mismo sistema experimental, aplicado a diferentes ámbitos o son sistemas diferentes.
  • Las características que tienen, en tanto público recursivo, los integrantes de la modulación que llamamos “educación abierta”: hasta qué punto es un grupo involucrado en crear y mantener una infraestructura moral, tecnológica, económica, cultural y hasta qué punto se sienten identificados como público recursivo. Respecto a la idea de público recursivo debo decir que mi intuición actual es que la educación abierta consiste principalmente en dos cosas. Una, como se ya se ha señalado, un conjunto de prácticas tomadas del FS. La otra es el intento de un grupo de gente que trabajando en diferentes instituciones, casi todas de educación superior, intenta desarrollar su labor de enseñanza de acuerdo a prácticas en las que se involucraron en otros ámbitos. Eso al menos en el grupo inicial. Es cierto que se podría señalar una segunda ola que está siguiendo a este grupo inicial y en el que ya no se estaría produciendo ese salto desde otros ámbitos al mundo de la educación.
  • La relación entre las prácticas de educación abierta y las grandes instituciones en las que muchas de estas prácticas están teniendo lugar. ¿Son iniciativas institucionales? ¿Los participantes están aprovechando huecos institucionales para hacer cosas diferentes? ¿Hay un movimiento de captación por parte de determinadas instituciones? ¿De qué forma esa captura institucional afectaría a las prácticas inciales?

Creo que en el concepto de modulación he encontrado mi propia narración de coherencia para dar sentido a todos los temas que se han propuesto para el curso ioe12.

 

Open courseware

El open courseware (OCW)

“es una publicación web de los materiales de clase y la estrategia docente de asignaturas de Educación Superior, generalmente universitaria. Los autores ceden los derechos de los contenidos con el modelo de copyleft. La mayor parte de los OCW de las universidades han elegido la propuesta de Creative Commons de atribución no comercial y licenciar igual (…). Dichos contenidos no se publican con el fin de que los usuarios obtengan titulación o certificación alguna, sino con el fin de potenciar la sociedad del conocimiento y fomentar proyectos ulteriores entre instituciones y docentes relacionados con los contenidos abiertos” (enlace a la wikipedia).

Algunos datos de la rueda de prensa en la que el MIT anunció la publicación en línea de sus materiales:

  • el MIT no está proporcionando un programa educativo en línea, sino publicando materiales. No es un programa de elearning, ni un programa de educación a distancia. El OPW no sustituye a la enseñanza presencial en el MIT.
  • no hay un interés comercial.
  • es un proyecto que está en consonancia con la misión del MIT y con su idea de servicio a la sociedad. Concretamente ayudar a crear conocimiento mejorar su calidad y a diseminarlo.
  • Sobre la propiedad intelectual: mantener la propiedad intelectual y permitir diferentes usos mediante licencias Creative Commons.

Los que se pone en línea son “contenidos”. Básicamente documentos como sílabos, temarios, exámenes, tareas y solucionarios. En menor medida, hay cursos donde están disponibles presentaciones y algunos vídeos de clases magistrales. Siempre me ha intrigado ¿qué se puede aprender con esos contenidos? Realmente no acabo de tener claro si esta decisión del MIT se relaciona con el aprendizaje o hay que entenderlo en un sentido más institucional. Lo que sí es seguro es que una institución de la importancia del MIT supusó un cambió en la forma en que se veía la relación entre las instituciones educativas y la apertura. La formación del The Open CourseWare Consortium muestra la cantidad de instituciones que sugieron el ejemplo del MIT.

Mi sensación es que el OCW tiene más que ver con un nuevo posicionamiento de las instituciones en el nuevo espacio de la educación y la investigación surgido tras el impacto de internet. En una primera fase la cuestión era reproducir las prácticas tradicionales en un “campus virtual” que reflejaba el campus no virtual. Una vez que la distinción entre lo digital y lo analógico ha perdido sentido porque lo digital ha transformado lo analógico y porque estamos en un momento caracterizado por la hibridez, las grandes instituciones educativas necesitaban inventar nuevas prácticas más allá de implantar un “campus virtual”. El OCW del MIt fue el primer prototipo de ese nuevo conjunto de prácticas. El MITx es el segundo prototipo que pone a prueba el MIT.

Contenido abierto

Sigo con IOE12 y ahora estamos de lleno en el terreno de la modulación. Estamos con la definición de contenido abierto y con su historia.

En esta presentación, David Wiley narra la historia del término y de cómo llegó a la definición. Lo mismo también puede encontrarse en el correspondiente artículo de la wikipedia.

La virtud de la definición de Wiley es que es sencilla y elegante. La definición es la de una licencia (open content license) y la de un concepto que es la parte más interesante. Creo que multiplicar las licencias perpetúa la privatización del conocimiento. Para mí la única vritud de una licencia es que, en un contexto concreto sirva para asegurar una práctica que tienda hacia lo abierto.

En primer lugar, me parece importante también que Wiley llame la atención sobre el carácter continuo del concepto “abierto” es decir, los contenidos no son abiertos o cerrados, sino que son más o menos abiertos de acuerdo a las posibilidades que ofrezcan al usuario. Concretamente, derecho a:

  1. Reutilizar.
  2. Revisar.
  3. Redistribuir.
  4. Remezclar.

El nivel umbral para que un contenido se considere abierto “is content that is licensed in a manner that provides users with the right to make more kinds of uses than those normally permitted under the law – at no cost to the user” [enlace].

En segundo lugar, quiero destacar el hecho de que la definición me parece más performativa que descriptiva. Esto es, no hay contenidos abiertos sin una definición que establezca como abiertos algunos contenidos y sin unas licencias que conviertan una práctica en ley. Lo abierto es entonces la forma de crear las condiciones de existencia de una prácticas anteriores. En este caso además se trata de una modulación explícita de las prácticas desarrolladas en el mundo del software libre y open source.

En la presentación, Wiley cuenta la historia del concepto, de dónde surgió y cómo llegó hasta el marco de las cuatro erres. Si había alguna duda de que estamos ante una modalización del concepto de open source, basta ver el vídeo para disiparla. Wiley narra como se le ocurrió que podía aplicarse el concepto de “abierto” que se usa en “código abierto” no sólo al código sino a “contenidos” intelectuales con la idea de convertir esos contenidos intelectuales en recursos  educativos. Llegar a esta idea fue posible por el hecho de que la digitalización hizo que el contenido intelectual fuera accesible y reprodubile a coste (casi) cero.Wiley detalla la redacción de la licencia open content, del encuentro con las licencias Creative Commons y muestra la cuestión de la compatibilidad cuando tenemos contenidos con diferentes licencias. Da ejemplos de sitios que se articulan en torno a contenido abierto y, finalmente, muestra diferentes proyectos basados en el contenido abierto aplicado a la educación:

La cuestión del contenido abierto es importante porque abre el camino de la educación abierta y la primera modulación del software libre en educación. Esta primera modulación empezó por las licencias y los contenidos y desde ahí se fue extendiendo a otros ámbitos educativos. Los siguientes temas del curso van haciendo repaso de esta extensión.

El significado cultural del software libre y su relación con la educación abierta

A veces uno lleva mucho tiempo dándole vueltas a varias cosas sin poder ponerlas en claro. Otras, junta ideas de aquí y de allí, pero ni él mismo sabe que esas ideas quieren decir algo. Hay otras en las que uno busca una forma de explicarse algo y no encuentra una forma satisfactoria de hacerlo. En esta situación, puede ocurrir que uno encuentra un libro o un artículo donde todo ese magma de ideas, de pronto, se aclara y el libro o artículo consigue ofrecer la explicación que se llevaba tanto tiempo buscando. En ese momento, las ideas se aclaran, los conceptos dispersos empiezan a unirse y se encuentran las herramientas necesarias para entender algo y para seguir adelante desde ese punto.

Todo eso me ha pasado con el libro Two Bits. The cultural significance of free software de Christopher Kelty. Estoy empezando a digerir todo lo que el libro me está ofreciendo y espero poder ir escribiendo algunas ideas relativas a la relación entre el software libre y la educación abierta (open education).

De pronto, la lectura de Kelty ha dado un nuevo sentido al curso Introduction to openness in education. A partir de ahora, será inevitable que lo vea todo a partir del concepto de “modulación” de Kelty que consiste en la aplicación de las prácticas desarrolladas en el mundo del software libre a nuevos ámbitos diferentes a los de la programación, en este caso al mundo de la educación. Desgraciadamente, no tengo mucho tiempo así que por lo pronto voy a enlazar un mapa conceptual que he hecho para explicarme a mí mismo algunos de los conceptos desarrollados por Kelty. Algunas ramas del mapa son un primer intento de relacionar las ideas de Two Bits con los temas del curso.

 

También voy a enlazar tres vídeos con presentaciones del propio Kelty hechas en España (esto ha sido pura casualidad).